Izamiento de la Bandera DISTRITO DE HUAROCHIRI
"Rinconcito del Perú"
  
HUAROCHIRÍ, PERÚ
www.huarochiriperu.com
Actualizado: Marzo 2013

La variante, comienzo articuladora del futuro

Por Pedro P. Inga Huaringa
Dicen que en los cerros llamado  Shampo, se encuentra “el majestuoso Caballero” formado en roca, que solo se puede ver desde el este o del aire, resultado de miles de años de existencia de origen misterioso y poderoso. Capaz de mover las rocas, articular el medio ambiente donde algunos antepasados hicieron su última morada.  Pero uno de los elementos por el cual fue elegido para construir la variante fue para acortar la distancia de la carretera vial de Huarochirí a Lima por más de 3 horas.

Variante carreteraEl Abril, dos días antes de nuestro viaje a Lima, Obdulia nos llama por teléfono para informarnos que ella viaja a Huarochirí el día de nuestra llegada para atender asuntos sobre el empadronamiento de las propiedades de las viviendas. Esto también fue para mí un motivo para viajar a Huarochirí y ver con mis propios ojos la variante, así como lo he visto en fotos en un lugar Andino rocoso, en un mundo diferente de montañas que se elevan entre las nubes que lo hace más atrayente. De hecho nadie sabe quienes lo han habitado, solo existía caminos de cabra donde era de ir venir de encanto, por que el aire comienza con menos oxígeno.

Viajeros pueden escoger uno de las dos rutas para llegar a Huarochirí. La carretera por la montaña de Chancuya puede ser más pintoresca, pero más riesgosa durante el invierno y toma más de dos horas de viaje. Lo clásico es viajar por la variante por que desde la aparición  del ser humano en aquel territorio, hace mas de 15 mil años, las montañas de Shampo frente a los Andes ha sido una presencia decisiva en la vida de esa región. Esa montaña es la columna vertebral de la variante que integra Pacumanta y Macachaya y la rigurosa puna.  En realidad, a veces silenciosa como una intensidad de aventura y diversidad integradora entre la elevación y abismo.

La Variante comienza en el lugar de Pacumanta, pasa por lugares más extremos de paisajes, climas, animales y vegetales de la tierra Andina. Pasa por Auquipata, Escalera, el Cerro Shampo, las Quebradas de Tankala, Peña Prieto hasta llegar el lugar de Macachaya. Lugares que son testigos del los esfuerzos y trabajos de los valientes para el desarrollo de un pueblo mas sobresaliente de la región. La complejidad del terreno presenta un factor limitado para el desarrollo. Sin embargo, en esa región, las limitaciones geográficas y medioambientales fueron creativamente convertidas en oportunidades mediante el esfuerzo y el trabajo.

De regreso de Huarochirí viajamos en el autobús donde comienza cruzando un paisaje lleno de verde, se puede ver ganaderos con vacas lecheras en los pastizales naturales. Luego de cruzar Macachaya, el terreno llega ser más empinado. Continuando el transito de la carretera se atraviesa quebradas y abismos, uno puede apreciar no solo la extraordinaria belleza y diversidad de ambientes geográficos, sino también la intensidad del peligro que realmente permanecen visibles en los peñascos para arriba y para abajo. Pero pueden ser aprovechados viendo abajo al pueblo de Huancata y el río Mala. La gente de todo linaje viaja en el autobús. Conducir el autobús no es nada sencillo e implica mucho nervio, pues hay que subir por la carretera que solo antes sorteaban las cabras. Pues nadie está exento de accidentes, en especial en medio de la presión del invierno. Por eso los conductores prefieren conducir despacio y cautelosamente. En ciertas ocasiones, el conductor pide que los pasajeros bajen y caminen a pie la parte peligrosa.

Además de la dificultad de conducir tanto de subida como de bajada, hay grados de riesgos en una carretera sin sardineles, implica que el vehiculo puede caer al abismo causando la muerte de todos los pasajeros. Pero los lugareños viajan con ganas de correr un riesgo extra para llegar a Lima sano y salvo. Siguiendo la ruta, se cruza por dos túneles pequeños que solamente un autobús puede cruzar de un solo sentido, pero luego después se pueda apreciar un panorama espectacular, en particular cuando se llega el cima de donde se ve el pueblo de Tantaranche. Se siente el aire libre y se ve la belleza de donde se puede apreciar entre los pastizales verdes y ganados vacunos y los espinales y las flores silvestres. El clima es seco y frío entre las cinco de la tarde y las ocho de la mañana, pues el sol ingresa a las cumbres muy temprano.

Usualmente, la visión que más se difunde de estos cerros, picos y montañas por donde cruza la Variante oscila entre dos sentimientos. Por un lado, una carga de autocomplacencia con el pasado milenario y el notable desarrollo de la civilización Andina. En la cual nos identificamos como peruanos de cara al futuro. Por otro lado un esfuerzo para construir las comunicaciones para el progreso, donde en el trayecto se encontró con una dosis de dificultades para sobresalir en una visión moderna, progresiva en la región del mundo Andino. El resultado fue más que novedoso y feliz. De todas otras opiniones, el reto que más claramente emerge la necesidad de modernizar Huarochirí para reforzar la verdadera espina dorsal de esta región.

Variante inaguracionLa Variante, la obra mas esperada, el esfuerzo de la gente de valientes, hijos de una cultura Andina, fruto del trabajo por mas de 35 añas, combinando diversas instituciones, especialmente las comunidades campesinas como Llambilla, Lupo Huarochirí, Suni,  Independientes y otras como la Asociación ARHTUSA, el Comité de Apoyo Variante sede Lima, Ministerio de Transportes, las Municipalidades distrital de Huarochirí y vecinos, la Municipalidad Provincial y los programas radiales conformaba el verdadero apoyo. Pero la verdadera riqueza de Huarochirí son, pues, las mujeres y hombres que lo poblaron y lo pueblan. Los antepasados que prosperaron en ese suelo fueron el resultado admirable de los pactos y compromisos que el ser humano y la naturaleza consagraron para hacer posible el florecimiento de la vida de sus hijos y nietos.

La luna salió intensa y estaba presente cuando se dio inicio los trabajos en Macachaya, el 18 de Mayo de 1968, allí salieron los valientes y sus dirigentes. En Pacumanta, a su vez  estaba el sol radiante como un magno de talentos para inaugurar  la Variante que fue el 28 de Agosto del 2005, dándole a  Huarochirí un nuevo poder de liderazgo y afirmación de una ciudadanía plena y universal. En el umbral de este siglo, Huarochirí está formando su futuro de cara en la región, que servirá como inspiración y la vez como desafío al esfuerzo de los ciudadanos para alcanzar un desarrollo armonioso, integrando el pasado y la diversidad en una visión moderna y progresiva.

En un escenario globalizado que reclama de sus actores mayor creatividad de la mujer y del hombre para encontrar soluciones, hacer impresas, funcionar sus conocimientos ancestrales con la tecnología moderna y competir con sus recetas milenarias en el mundo en que vivimos. La herencia andina no es una apelación al arcaísmo, sino a un repertorio vigente de recursos y capacidades que en Huarochirí dispone para ser un pueblo competitivo. Los valores de esa herencia son sólidos soportes para el desarrollo con esfuerzo del trabajo, adaptación al cambio, creatividad, armonía con la vida y la naturaleza.

Para los huarochiranos, en donde sea que se encuentren, Huarochirí es una omnipresencia que nos conecta con la naturaleza y el pasado, que articula nuestra diversidad y posibilidades de progreso. Creemos que son simultáneamente, el territorio de la cuna natal, de la memoria inolvidable y un rinconcito geográfico del futuro. Es un deseo conciente que se manifiesta en varios niveles. Se realizan distintos apoyos y sobre todo visitas personales, o sea que si no hemos logrado la integración, por lo menos existe la preocupación que moviliza al cambio. El huarochirano que radica en el externo, quiere ver a su tierra natal de una manera fácil, que al mismo tiempo puede facilitar el desarrollo de la industria del turismo. Al salir, hemos aprendido la lección del pasado, la lección del presente y que estamos en marcha de cara al futuro.

Inauguración de la Variante

 La Variante, la obra más esperada, el esfuerzo de su gente de valientes, hijos de una cultura Andina, llegan de saborear el fruto del trabajo por más de 35 años. En las pampas del lugar de  Pacúmanta, en un día de sol radiante, el 28 de Agosto del 2005, fecha en que se inaugura la culminación del sueño huarochirano, que después de tanta lucha, sacrificio, sufrimiento, voluntad y esfuerzo de la comunidades del distrito de Huarochirí logran concluir sus aspiraciones soñadas por mucho tiempo.

Para esta generación es una obra gigantesca que se ha inaugurando en esta magna fecha que sin duda alguna llenó la admiración de lograr casi lo imposible. Fueron sus líderes de la provincia de Huarochirí quienes sin descanso, lucharon años tras años arduamente. Con el apoyo y la participación de autoridades locales, delegaciones de Lima, Estados Unidos,  autoridades regionales, distritales y la alcaldesa provincial estaban presentes en las pampas de Pacúmanta. Con esta obra ha dando a Huarochiri un nuevo poder en sus vías de comunicación y afirmación a una ciudadanía plena.

En la inauguración nos reflejaba como a un acontecimiento bíblico, en la cual el padre Carlos da comienzo con una Misa de agradecimiento a Dios en las pendientes de Pacúmanta, establecido su altar campestre en la parte alta. Durante el evangelio de la Santa Misa se parecía como cuando Jesús hablaba en el sermón de la montaña en la Tierra Santa, explicando los buenos venturados. Todos los asistentes de pie alrededor del altar, soportando el inmenso calor, pero sin tomarle importancia, porque la emoción era más poderosa.

Dicho acontecimiento sirva para alcanzar un desarrollo armonioso, integrado el pasado y la diversidad de una visión moderna y progresiva. Felices y contentos como una sola familia escuchando los diferentes discursos de las diferentes personalidades, aclaraban el hecho grandioso de esta celebración, mostrando al mundo andino la forma de progresar. Asimismo,  compartiendo las melodías del folklore huarochirano y luego con la presentación de la danza de Las Ingas, con la orquesta héroes de la Breña.

Según nos ha informado el Ing. Carlos Contreras Chucle, cumpliendo su deber de presidente de ARHTUSA, viajó al Perú para estar presente y participar en este acontecimiento: tal como nos dijo el Presidente John F. Kennedy, “Ask not what your country  can do for you, ask what you can do for your country”. En español se diría “No pidas lo que tu país puede hacer por ti, pide lo que puedes hacer por tú país”.

Felicitaciones y agradecimientos.

Al cumplir el primer aniversario de la inauguración de la Variante, van nuestras felicitaciones y gratitud a todas las personas e instituciones dentro y fuera de Huarochirí por la participación y cooperación con el proyecto. Por tal motivo va nuestro reconocimiento especial a los Precursores de la Variante, a las mujeres y hombres de Huarochirí por su valentía en el trabajo sumamente peligrosa. A los Presidentes de Comunidades por el trabajo desde el comienzo hasta terminarlo. A los alcaldes Lorenzo Huaringa Macazana, Ladislao Macavilca Torres, y Bethoven Cuellar Tello por sus liderazgos y esfuerzos con los trabajos de la Variante. También va nuestra gratitud a la Municipalidad Distrital de Huarochirí, al Ministerio de Transportes y a la Municipalidad Provincial por el liderazgo y apoyo invalorable. Así mismo, va nuestra gratitud al Comité de Apoyo Variante Pacumanta Macachaya sede Lima y a la Asociación ARHTUSA en Estados Unidos por el apoyo y participación de tan importante obra.

| Retornar al comienzo de esta pagina | Retornar a la página principal |