Izamiento de la Bandera DISTRITO DE HUAROCHIRI
"Rinconcito del Perú"
  
HUAROCHIRÍ, PERÚ
www.huarochiriperu.com

En memoria al fallecido Alcalde del Distrito de Huarochirí.

Alcalde Julio Rado Huaringa

Al aproximarse el segundo aniversario del fallecimiento del alcalde del Distrito de Huarochiri, recordamos a don Julio Rado Huaringa, no solo por su cariño a su familia, sino también  por el cariño que tuvo a su Huarochiri y sobre todo a su gente tanto del pasado como del presente. Como muchos jóvenes de Huarochiri,  en el trayecto de su vida tanto en su tierra natal como en Lima no han sido fáciles, porque la vida de un provinciano está llena de percances, de aventuras y riesgos que impacta al corazón y carácter de un hombre.  Para nosotros hombres como Julio no abundan en este distrito, quizás por contraste y  debido a su autenticidad y cooperación  fue en la manera como ha cumplido sus funciones de Alcalde. Su autoridad, su rectitud, su capacidad, han sido los valores que lo han caracterizado en su delicada misión de alcalde y de velar por los intereses del Distrito de Huarochiri.

Lo que Julio ha hecho en poco tiempo es testimonio de cuán profundamente amaba a su tierra natal Huarochiri. Y Huarochiri con su gente simplemente les dio sus votos, su apoyo y su confianza con alegría a un  huarochirano quien creía profundamente en sus ideas y sueños que fueron más grandes que la vida. Esos ideales y sueños no eran precisamente por el bien de la ambición o la vanidad; o  por la riqueza o por el poder; sólo era para el bienestar de su pueblo y su provincia que tanto  amaba.

No podemos saber cuánto tiempo tenemos aquí en esta tierra para culminar ese “sueño Huarochirano”. No podemos predecir las fortunas o desgracias que nos probará a lo largo del camino de nuestras vidas para llevar a cabo esos proyectos como la titulación de inmuebles, la pavimentación de las calles y carreteras, el agua y desagüe, la educación para preparar a los futuros ciudadanos, la construcción de un nuevo edificio municipal, hoteles y restaurantes para el turismo, la modernización del cementerio general y muchas otros proyectos básicos que no se debe ignorar.

No podemos saber el plan de Dios que tiene para nosotros. Lo que podemos hacer es vivir nuestras vidas como mejor que podemos con propósito, con amor y alegría para terminar esos proyectos que tanto necesita Huarochiri. Podemos usar ese ejemplo que Julio nos ha dejado para mostrarlos que podemos trabajar todos juntos por el progreso de Huarochiri, y tratar con la amabilidad y respeto para el bienestar de nosotros mismos. Podemos aprender de nuestros errores y crecer de nuestras equivocaciones. Nosotros podemos luchar a toda costo para una vida mejor en Huarochiri, en la que algún día, si aquí en esta tierra tenemos la bendición y la oportunidad de ver hacia atrás en nuestro tiempo, podemos saber que lo pasamos bien; que hicimos una diferencia; que nuestra presencia obtuvo un gran impacto positivo sobre las vidas de otros seres humanos. Dejando así a nuestros hijos quizás la mejor herencia posible, el ejemplo luminoso de una vida productiva, recta y elevada.

Esto es cómo Julio Radio vivió. Sus ideales y sueños van  más allá de su  muerte que es más grande que una vida e imagínese, que diría Julio si no llevamos esa antorcha encendido en un momento propicio de no olvidar lo que tenemos que hacer antes de pasarlo a la siguiente generación. En el pasado, las mayores expectativas eran poner en los hombros de Julio debido quien él fue, quien ha superado todo esas causas porque en quien él  se convirtió.

"Como ustedes saben tan bien, con el paso del tiempo casi nunca realmente se olvida ese día trágica de una gran pérdida, pero nosotros seguiremos adelante, porque tenemos que hacerlo, debido a que nuestro seres queridos lo hubieran querido así, y porque hay todavía una luz para guiarnos en el mundo del amor, que Dios nos han brindado."

Seguiremos adelante porque no solo en otras partes del mundo, sino en el distrito de Huarochiri has sufrido transformaciones de necesidades básicas como el agua y desagüe parte del cuidado de la salud, la pavimentación de las calles, la ampliación de la carretera, la educación, la producción agrícola, ganadería y muchas otras que estaban dentro del plan municipal. No desconocemos porque somos consientes y sabemos el continuo contacto con la realidad, el dolor, la miseria y la desesperación que necesitan una autodefensa, pero que estamos seguros que contamos con ciudadanos listos para servir.

Julio Rado Huaringa se ha ido a su descanso eterno, guiada por su fe y por la luz de las personas que lo admiraban y lo querían. Por fin él está con sus antepasados una vez más, dejando aquellos de nosotros afligidos a su paso con los recuerdos que nos ha dejado, el bien que nos hizo, el sueño que ha mantenido viva durante su vida como un sencillo y duradero imagen — la imagen de un hombre amable, amigable y siempre activo; listo para poner las manos para mejorar la vida de su gente; sonriendo ampliamente con sus amigos listo para enfrentarse a los problemas que puedan venir, ha ejercido hacia algún lugar nuevo y maravilloso simplemente más allá del horizonte del Pariakaka. Dios bendiga a Julio Rado Huaringa, y puede descansar en paz eterna.

Pedro P. Inga Huaringa

  Segunda Parte: Febrero 2013
Un alcalde que no se olvida.

Ciertamente, el fallecido alcalde Julio Rado Huaringa fue un hombre de grandes ideas para su pueblo y disciplinas intelectuales, donde su mejor resonancia encontraba para sus ideas en Huarochirí, su tierra natal. Compartía sus concepciones con la gente en que se debería rescatarse las raíces y recursos naturales.

En la fiesta del 30 de agosto

Procesión de Santa Rosa de Lima en Huarochirí.

Una vista con el alcadel Julio Rado Huaringa y con la gente huarochirana, residentes en Lima y Estados Unidos durante la procesión el 30 de Agosto de 2007 frenta la Municipalidad Distrital y la Iglesia Santa Maria de Huarochirí.

Jaguares de Chavin

Jaguares de Chavin en la Plaza JCT

Un vista de la Plaza Julio C. Tello, al norte se ve la Iglesia Santa Maria de Huarochirí, que fue construida durante la época colonial.

Monumento Julio C Tello

Monumento Julio C. Tello

Una vista de norte a sur del monumento Julio C. Tello, que fue inagurado en el año del 2001 y está ubicado en la plaza principal que lleva su nombre.

Este mensaje es para hacer llegar a la conciencia de las autoridades y de los ciudadanos del Distrito de Huarochiri, como muchos otros han llegado con amor a una causa de compartir y ayudar con el ejemplo glorioso del sacrificio. Solo cuando se llega a la conciencia de un pueblo se trabaja desde abajo o desde arriba, con la convicción de ser dignos de nuestro distrito y que nuestro distrito sea digno de nosotros.